Tocando el Viento… ¡música y pueblo!

Es época estival y por ello abrimos una nueva línea de artículos basados en documentales o películas que podremos usar tanto en nuestras clases (desde colegios, institutos, escuelas de música a conservatorios) como en nuestra casa, como disfrute personal.

¿Qué importancia tienen los grupos musicales aficionados en los pueblos?

Un buen ejemplo de ello, es la película Brassed Off (Tocando el viento) premiada con galardones internacionales como el César a la mejor película no francesa del año.

El objetivo de esta entrada es el que podáis visionar este film y poder recomendarlo a vuestros alumnos, amigos o incluso políticos municipales más cercanos. 

Nuestra labor y quehacer como músicos, profesores o directores “de pueblo” va mucho más lejos que la de hacer música, tal y como el propio director de esta banda se da cuenta al término de la película.

Tenemos que concienciarnos del labor que hacemos (va más allá de ganar un concurso), y seguir trabajando en favor de la sociedad que nos rodea.

El maestro J.P. Sousa decía que “el reflejo de un pueblo es su banda de música, así como el coro lo es de su iglesia”.

A continuación una propuesta didáctica:


FICHA TÉCNICA

DirecciónMark Herman

Guión: Mark Herman

Producción: Channel Four Films, Miramax Films, Prominent Features Inc.

Duración103 minutos

Nacionalidad: UK/ USA

Año de Producción: 1996

Reparto: Ewan Mc Gregor (Andy), Peter Postlewaile (Danny), Tara Fitzgerald (Gloria), Stephen Tompkinson (Phil), Jim Carter (Harry), Phillip Jackson (Jim), Peter Martin (Ernie), Sue Johnston (Vera), Mary Healy (Ida), Melanie Hill (Sandra), Lill Roughley (Rita), Peter Gunn (Simmo), Stephen Moore (Mc K enzie), Kenneth Colley (Greasley), Olga Grahame (Mrs. Foggan), Toni Galacki (Gary), Sky Ingram (Kylie), Luke McGann (Shane), Christopher Tetlow (Craig).

Sinopsis: Una ola de cierres de pozos mineros recorre el norte de Inglaterra. En uno de los pueblos afectados, Grimley, la banda de música de los mineros es un bastión de la identidad local. Para Danny, el director, la música representa el espíritu de la comunidad. Sin embargo, a medida que el problema del desempleo aumenta, a Danny le cuesta mantener ese entusiasmo entre su músicos. Todo cambia cuando una mujer llamada Gloria se incorpora a la banda. El entusiasmo vuelve a brotar.

 

FICHA DIDÁCTICA

1. Objetivos Pedagógicos

  • Reflexionar sobre las implicaciones de la pérdida de trabajo.
  • Conocer alguno de los mecanismos determinantes para la instauración de un nuevo orden social.
  • El colectivo, como grupo, es una segunda familia.


2. Claves de trabajo para el profesorado

Tocando el viento nos traslada al norte de Inglaterra, a la ciudad de Grimley, que ha sido una de las afectadas por las decisiones del gobierno que está implementando un programa dirigido al cierre de minas. Esta actuación lleva a la destrucción sistemática de toda una industria y una identidad, bajo el amparo de numerosos recursos, como por ejemplo una oferta de indemnización inmediata que se les concede a los trabajadores si eligen participar de este cambio, que se encuentra apoyado por una maquinaria burocrática, a través de la que se justifican los procedimientos utilizados para validarla, tales como un estudio de viabilidad con el que si se demuestra que la mina tiene un futuro económico sano, podría continuar existiendo. Es aquí que aparece la representación de las partes implicadas, directivos y representantes sindicales, para discutir la oferta de Grimley ante las partes involucradas que, evidentemente afecta de modo profundo no sólo a los mineros sino también a sus familias y a la comunidad en general.


Esta situación se ve matizada por la importancia que tiene para muchos de ellos la existencia y pertenencia a la banda de música de los mineros. El director, Danny, muy carismático, intenta traspasar todo su entusiasmo por la música a los mineros que se encuentran en ese momento con prioridades vitales, que ponen en tela de juicio la posible pertenencia y participación en la banda.

Por otra parte, las mujeres intentan luchar para que la mina siga abierta, sin conseguir ser escuchadas, como cualquier otro tipo de manifestación que pudieran hacer para revertir la situación en que se encuentran ellas, su familia y su comunidad. Se transforman en testigos y representantes de la pérdida de ilusiones, expectativas de cambio de la situación de empobrecimiento de los mineros, lo que genera un deterioro en las relaciones familiares. Sin embargo, aunque no existen respuestas a nivel gubernamental, sí que se generan respuestas de la comunidad de vecinos en situación menos precaria. Se establece un sólido paralelo entre lo que nos ofrece la modernidad y el precio que esta tiene para los que no ostentan el poder. Aparecen manifestaciones de empatía y solidaridad en contraposición al modelo económico impersonal y antisocial que se intenta consolidar, es aquí donde el film presenta toda una gama de valores en extinción o incompatibles con el nuevo orden establecido, enalteciendo la dignidad humana a la vez que nos presenta una mirada entrañable y esperanzadora en el valor de la vida.

En la película aparecen grandes ejes temáticos como: Las identidades colectivas forjadas en el trabajo, y manifestadas explícitamente en la vida que representa para ellos la banda, el sentido de pertenencia a otro espacio distinto que, a la vez que hace de válvula de escape, logra afianzar lazos y movilizar el cambio hacia un estado mejor de las personas y hacia un replanteamiento de objetivos vitales y prioritarios en cuanto a la importancia de estar vivos. La cultura obrera y sus manifestaciones: aporta una mirada a una realidad muy cotidiana pero que extrañamente nos empeñamos en invisibilizar. 

La presentación que se hace en la película de las implicaciones que tiene esta fuerza laboral en los afectados, la principal fuente de trabajo a nivel personal, familiar y de la comunidad. Se pone en evidencia el valor de identificación con la colectividad, la pertenencia a un grupo, la cohesión y empatía, movilizando nuevas alternativas de enfrentamiento de la precaria y difícil situación de desempleo y sus consecuencias. Un ejemplo muy ilustrativo de ello es la situación presentada por el hijo de Danny, Phil, cuando éste manifiesta una total denuncia del desamparo estatal, junto al alto grado de exigencia personal y familiar, lo que trae un frustrado desenlace trágico, que indudablemente representa la situación límite en la que se encuentra la mayoría de ellos. También aquí se muestra el valor de la identidad colectiva al hacer las veces de red de salud mental para los afectados obreros, potenciando nuevas lecturas más amables de la realidad, lo que lleva a mejorar sus circunstancias de vida .


3. Elementos de debate

  • ¿Qué importancia ha tenido para los protagonistas el hecho de pertenecer a la banda?
  • ¿Qué piensas del papel que juega la cultura obrera y su identidad en la vida de los protagonistas?
  • ¿Qué nos dice:…”¿le está molestando este hombre?, ¡claro!, es mi padre.
  • ¿Te sentirías protegido y apoyado entre los componentes de la banda?
  • ¿Qué nos indica: Si fueran focas o ballenas, habrían movilizaciones?
  • ¿Conoces alguna situación parecida a algunas de las que se han desarrollado en la
    película?
  • ¿Qué consecuencias tiene la pérdida de la principal fuente de trabajo en esta localidad?
  • ¿Qué predomina más en nuestro alrededor: el individualismo o el colectivismo?